Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SegoviaDirecto.com
Lunes, 5 de marzo de 2018
LLUVIA DE ALEGACIONES DE USUARIOS DE LA NOBLE JUNTA DE CABEZUELAS CONTRA LA EXTINCIÓN DE LA CONCESIÓN DE LAS CACERAS DEL CAMBRONES Y NAVALCAZ

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) intenta quitar a los segovianos los derechos históricos sobre el agua

Guardar en Mis Noticias.

“Vuestros derechos históricos vinculados a la tierra valen mucho dinero. Se está creando un gran banco de derechos de agua y la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha decidido que vuestros derechos históricos de agua no van a seguir siendo vuestros. Lo que no defendáis ahora lo pagaréis muy caro”.

[Img #45378]Pronunciaba estas advertencias Pilar Esquinas, abogada especialista en Derecho de Aguas, ante un centenar de usuarios con derechos históricos de las caceras del Cambrones y Navalcaz, que atesoran desde hace siglos los habitantes de Trescasas, Sonsoto, San Cristóbal de Segovia, La Lastrilla, Tabanera del Monte y Palazuelos de Eresma.

 

La reunión, mantenida el pasado viernes, 2 de marzo, y organizada por la Noble Junta de Cabezuelas-Cacera del Río Cambrones y la Asociación de Vecinos Peñablanca, hubo de celebrarse en una reducida ermita en San Cristóbal, obligando a los vecinos a apiñarse, porque su alcalde, Óscar Benito Moral Sanz, no permitió que se hiciera en ningún espacio municipal, ni siquiera pagando, lo que provocó la indignación de los presentes.

 

Unos derechos documentados desde 1512

 

[Img #45381]El motivo de la cita no era otro que el intento de extinción del derecho de aprovechamiento del agua propiedad de la Noble Junta de Cabezuelas perpetrado por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), intentando liquidar de un torpe manotazo unos derechos inmemoriales que están documentados desde el 1512.  

 

El pasado 14 de febrero de 2018, el Boletín Oficial de la Provincia de Segovia (BOPS) publicaba sobre la extinción de los derechos de aprovechamiento de aguas del río Cambrones, por un lado, y del Eresma, por otro. Argumenta la Confederación Hidrográfica del Duero para proponer el inicio de extinción del derecho del Cambrones [363 litros por segundo] que “en el caso de la concesión SG-138, no se han respetado ni los usos ni los caudales que figuran en la concesión original”. También menciona “la interrupción permanente de la explotación durante tres años consecutivos, siempre que aquélla sea imputable al titular. En el caso del uso industrial recogido en la concesión SG-138, se ha producido dicha interrupción”.

 

Respecto a la concesión del río Eresma a la Comunidad de Regantes de la Cacera de Navalcaz [393,05 litros por segundo] observa que “del caudal concedido, 1,05 l/s son para el abastecimiento del Hospital Psiquiátrico de la Diputación Provincial de Segovia y el resto, 392 l/s, para el riego de las 480 hectáreas de la Comunidad de Usuarios. En este caso, el motivo que aduce es el incumplimiento de la siguiente condición: “no pueden variarse ninguna de las características de este aprovechamiento, ni modificarse sus obras e instalaciones, ni dedicarse a otro uso o fin distinto del actual, sin obtener, previamente la necesaria autorización administrativa (…) incurriendo en caducidad en caso de incumplimiento”.

 

 

Errores de bulto en el Boletín Oficial: Denominar “Noble Junta de Palazuelos” a la de Cabezuela

 

[Img #45379]El anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia de Segovia, firmado desde Valladolid por la jefe de Área de Régimen de Usuarios, Concepción Valcárcel Liberal, contiene errores de bulto, como denominar al sujeto titular de los derechos “Noble Junta de Palazuelos (*)”, en vez de su verdadero nombre histórico: Noble Junta de Cabezuelas, entre otros fallos.

 

“Ahora están cerrando las concesiones y le dicen a la Noble Junta, que ha tenido los derechos reconocidos, ahora no existes. ¿Sigo vivo? Entonces ¿por qué me quiere usted extinguir? Vosotros sí que estáis registrados. Todos sois usuarios y tenéis derecho para que estas concesiones no desaparezcan. Si anulo esas concesiones, se hace una nueva. ¿Y de verdad creéis que va a ser transparente y pública? Esa información no existe. Y no informar sobre las concesiones nuevas se llama prevaricación y es grave porque implica enajenar derechos constitucionales sujetos a la propiedad”, explicaba la abogada.

 

Pilar Esquinas advertía que una vez que se ha desposeído a los titulares históricos del derecho al agua, los precios por el preciado líquido se disparan: “Tengo clientes que pagan 7.000 euros al año, cultiven o no cultiven. Y si no pagas, te embargan. Te están poniendo el agente recaudador ejecutivo, que espera como fruta madura a que no puedas pagar para quedarse con las tierras y los derechos y las concesiones. Y todo para favorecer un gran mercado de derechos y concesiones. Porque negocia quien tiene la llave”, sostiene.

 

La letrada especialista en Derecho de Aguas informó que “todo esto viene de la Directivo Marco del Agua 60/2000, que es la que marca este cambio que vamos a sufrir”. Esta Directiva dispone tres tipos de uso del agua: De abastecimiento, agrícola e industrial. En España, el dueño histórico del agua es el campo. Y ahora, el negocio es quitar el agua al campo, en una estrategia que viene desde la ministra Cristina Narbona, con Zapatero. En esta demencial era del acceso en la que chapoteamos, el objetivo de las empresas extractivas de agua ya sean catalanas, francesas o de Burgos, fondos, bancos y demás buitres financieros no está ya en la tierra, sino en los derechos y concesiones del agua que están aparejadas a ella. "Una botella de agua en un supermercado cuesta 0,20 euros, pero en un aeropuerto o en un estadio de fútbol, el precio se multiplica. ¿Cuánto puede estar facturando una embotelladora que hay por aquí cerca? Según la Ley de Transparencia, debería publicar cuánto paga de canon", añadió la abogada.

 

Lluvia de alegaciones


[Img #45377]Para evitar “este atropello”, en palabras de Fernando de Andrés, alcalde de Cartas, la Noble Junta de Cabezuelas ya se ha puesto manos a la obra, junta, como cuando se reúnen el último sábado de cada mes de mayo en la hacendera para limpiar el cauce de la Madre, la Cacera Mayor del Cambrones. Cientos de usuarios han firmado alegaciones dirigidas a la Confederación Hidrográfica del Duero en la que los titulares de los derechos históricos como usuarios exponen que no ha habido incumplimiento, que no ha habido expediente sancionador, ni irregularidad; que todo el proceso es nulo de pleno derecho porque la Confederación no ha publicado la totalidad de la información que comprende el expediente, imposibilitando realizar correctamente las alegaciones; y que las caceras son corredores ecológicos protegidos. El escrito de alegaciones finaliza recordando que “la existencia de estas caceras es de 1512, por lo que no se puede consentir que se extinga un derecho concesional tanto para sus regantes, como para los ecosistemas que viven del fluir de sus aguas”. Por todo lo cual, solicitan la nulidad de la totalidad del expediente, por ser contrario a derecho. Estos escritos, dirigidos a la Confederación Hidrográfica del Duero, (ver adjunto) se están registrando ante la Subdelegación del Gobierno antes del 11 de marzo. La letrada experta en Derecho de Aguas, así como también el Boletín Oficial de la Provincia de Segovia, dejan claro que “podrá comparecer por escrito ante esta Confederación cualquier persona, incluido el titular del derecho, que pueda resultar afectada”. Algo extensivo no solo al alfoz, sino a toda la ciudad de Segovia, que bebe el agua de El Pontón al que va a parar el Cambrones.

 

Al término de la charla de la abogada, cuyas palabras cayeron como chuzos de punta sobre las cabezas de los reunidos, un representante de Navalcaz y quinto de Hontoria se quejó de que “el alcalde de Palazuelos de Eresma se ha quedado las cartas y no las suelta. No nos deja asistir a las reuniones con la Confederación. Dicen que estamos dando un uso distinto, cuando se usa igual que en 1512. La única que no lo hace así es la Diputación, que usa el agua para regar el campo de golf de Segovia 21”.

 

Por su parte, otro vecino planteó que “los alcaldes de la Mancomunidad de la Atalaya deberían mojarse, dejando a un lado las siglas políticas”. Entre los presentes, había políticos del PSOE, IU, C’s, Podemos y UPyD Centrados en Segovia.

 

 

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Segoviadirecto.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress