Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
eltopillodecastillayleon
Jueves, 12 de abril de 2018
EL TOPILLO DE CASTILLA Y LEÓN. EN EL BLOG DE PEDRO VICENTE

¿Con lo majo que estaba calladito el presidente de la Diputación de León...!

Guardar en Mis Noticias.

[Img #46070]

Nunca se ha caracterizado por sus manifestaciones extemporáneas ni es personaje dado a la bronca política. Por eso han sorprendido las insólitas declaraciones del presidente de la Diputación y del PP de León, Juan Martínez Majo, restando cualquier trascendencia al “caso Cifuentes”.

 

No es que Martínez Majo ponga la mano en el fuego o conceda el beneficio de la duda a la todavía presidenta madrileña, cosa que a estas alturas no hace ya ningún dirigente nacional del partido. Lo inaudito es que, aún admitiendo que lo del master haya sido una completa patraña, el máximo responsable del PP leonés no cree que de ello tenga que derivarse ninguna clase de responsabilidad política. “Vale, no hizo el master, ¿y cual es el problema. No le veo la gravedad”, declaraba Martínez Majo ante el asombro de propios y extraños.

 

Tan sorprendente valoración le acarreó ayer al máximo dirigente del PP leonés todo un aluvión de críticas en las redes sociales -trendig topic en Twitter- y en medios de comunicación, que le recordaron, caso de Wyoming en “El Intermedio”, la impresentable conducta mantenida por Cristina Cifuentes y el daño que su fraudulento master ha causado a la credibilidad de la Universidad española. Instalarse en la mentira como lo ha hecho, y todavía sigue haciéndolo, la presidenta madrileña ya resulta del todo incompatible con su permanencia en cualquier cargo público. Pero además están los presuntos delitos de falsedad documental perpetrados en torno a su master, y de los que la propia Cifuentes es, como mínimo, encubridora.

 

Con sus desafortunadas declaraciones, Martínez Majo ha contribuido a vincular aún mas a Castilla y León con un escándalo que ya tenía diversas conexiones con esta comunidad autónoma. El máximo responsable la trama académica destapada en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), el sinuoso catedrático Enrique Álvarez Conde, es zamorano de nacimiento y cursó su licenciatura de Derecho en la Universidad de Valladolid (UVA), en la que asimismo se doctoró con sobresaliente “cum laude”.

 

Una de las firmas falsificadas en el master ful de Cifuentes corresponde al profesor de Derecho Constitucional en la UVA, Alfredo Allué, que colaboró como docente en ese posgrado. E igualmente se ha visto envuelta en el fraude la catedrática de la Universidad de Salamanca Angela Figueruelo Burrieza, quien ha anunciado acciones penales ante la falsificación de su firma por el Instituto de Derecho Público de la URJC, que dirige Álvarez Conde. Las supuestas firmas de Allué y Figueruelo aparecen en el acta de la Comisión de Garantía de Calidad del citado Instituto que convalidó a Cifuentes tres asignaturas de su fantasmal master.

 

http://elblogdepedrovicente.blogspot.com.es/

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Segoviadirecto.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress