Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ana Vázquez
Jueves, 5 de octubre de 2017
A LO LARGO DE LA JORNADA DE HOY SE HAN CELEBRADO TRES MESAS REDONDAS

Las Diputaciones insisten en que el Estado les permita revertir el dinero de sus superávits en los municipios

Guardar en Mis Noticias.

La gran mayoría de los representantes institucionales piden al Gobierno estatal que vuelva a poner en marcha los Planes Provinciales.

[Img #42628]

 

La III Conferencia de Presidentes clausuraba hoy su segunda jornada con un debate a menudo traído a primer plano en los Plenos de la Diputación: los Planes Provinciales. Reunidos en una mesa que comenzaba con media hora de retraso, y con Petra Mahillo, secretaria general de la Diputación de Barcelona, ejerciendo de moderadora, los presidentes de las diputaciones de Salamanca, Cuenca y Jaén, el director General de Ordenación del Territorio y Administración Local de la Junta y el secretario general de la Diputación de Sevilla, exponían sus ideas acerca de un tema que enseguida hablaba de la función y " necesidad de los gobiernos intermedios de ordenar la prestación de servicios y proveer los servicios públicos allí donde es más difícil".


Tanto el salmantino Francisco Javier Iglesias como el conquense Benjamín Prieto coincidían en apuntar a la crisis como un escenario en el que todo parecía que iba a desaparecer y en el que las Diputaciones cumplieron un papel significativo a la hora de reducir la deuda y los intereses a los bancos, otorgando así estabilidad al Estado. Además, ambos criticaban la permisividad otorgada a las Comunidades Autónomas, y destacaban el dinero invertido por las propias Diputaciones en materia de cooperación local; o en lo que, antes de su eliminación en 2012, cubrían los Planes Provinciales. "Si en ese momento las diputaciones contribuimos a dar estabilidad a España y hemos sido capaces de dar la vuelta a la tortilla, ahora debemos ser compensados con la flexibilidad para poder gastar el dinero, que no viene de Madrid, sino que procede de los impuestos de cada ciudadano”, apuntaba Benjamín Prieto.


La lucha contra la despoblación se convertía en uno de los argumentos para solicitar esos Planes Provinciales, mientras que el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, lograba extraer el punto positivo de las competencias impropias, a su juicio, generadoras de servicios en pequeños pueblos.


Por otro lado, entre tanta demanda de Planes Provinciales, surgía discordante la voz del secretario General de la Diputación de Sevilla, Fernando Fernández-Figueroa, quien señalaba que estos planes son "algo pasado de moda, que huele a nactalina y que no daban a las Diputaciones ningún valor añadido, ya que eran meros tramitadores de expedientes de planes de obras y servicios" y opinaba que "hay que cambiar el pensamiento de la gente que aún cree que somos distribuidores de dinero a granel".


Fernández-Figueroa terminaba su intervención concluyendo que "las diputaciones tienen tres grandes frentes abiertos: una oportunidad histórica de convertirse en las verdaderas consultoras de calidad de los ayuntamientos, la prestación de servicios supramunicipales y la asistencia técnica en todos los ámbitos".

 

Ley de Estabilidad Presupuestaria y prudencia financiera
Antes de la mesa redonda que ha ocupado la tarde, dos asuntos han sido abordados durante la mañana; en primer lugar ‘La aportación del sector público local al cumplimiento de los parámetros fiscales de la normativa de estabilidad presupuestaria’ y después, el endeudamiento local y el impacto del principio de prudencia financiera.


Desde pronto, las ideas de que las Diputaciones no gastan, sino que invierten, y la de que los gobiernos intermedios están pagando los derroches de otros durante la crisis, han sobrevolado la reunión en el Alcázar. Las competencias impropias que asumen las Diputaciones, las dificultades para hacer entender a los ciudadanos determinados conceptos relacionados con la financiación, o la evolución y el sentido o sinsentido de la Ley de Estabilidad Presupuestaria han sido algunos de los puntos tratados desde diferentes perspectivas. También la necesidad de flexibilizar la legislación, y de que el Ministerio se percate de ello, era analizada a primera hora de la mañana, donde el secretario general de Coordinación Autonómica y Local del propio Ministerio de Hacienda, Gabriel Hurtado, se encargaba de poner el contrapunto a la opinión generalizada de los representantes de las Diputaciones. Hurtado, además, aseguraba que la Ley ha cambiado la mentalidad de los dirigentes, que ahora limitan con mayor mesura sus gastos.


Por otro lado, la segunda mesa redonda comenzaba con la pregunta “¿qué entendemos detrás del concepto de prudencia financiera?”. Mientras a algunos ponentes les parecía “absurdo” que las administraciones tengan dinero en el banco permanentemente cuando hay necesidades sin cubrir, otros señalaban que la regla debería adecuarse a las características de las diferentes administraciones. Durante este debate, el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, tomaba la palabra desde el público y mostraba su preocupación señalando que “si vamos a una negociación diciendo que no queremos más dinero y que solo queremos poder gastar lo que es nuestro, tenemos la batalla perdida desde el principio porque hace unos años teníamos mucha más financiación de la que tenemos ahora”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Segoviadirecto.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress