Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
a.sotopa@hotmail.com
Lunes, 2 de octubre de 2017
AL HILO DE LA VIDA. BLOG DE APULEYO SOTO

Persiguiendo a Paula Flórez por el prepirineo de Huesca

Guardar en Mis Noticias.

[Img #42561]A Paula Flórez,

flor de las flores,

vengo a rendir

pleitesía viril

en este encuentro

de mis amores

por el románico

sacro y civil.

 

Escúchenme todos

los gloriosos doctores

del viajar, el comer,

el beber y el vivir

la crónica del viaje

que acabo de escribir.

Parada y fonda en Huesca

llegados de Madrid.

Bajada de maletas.

Hagámonos oír

Hotel Pedro I,

 del Aragón gentil.

Que suban los Gloriosos,

que aquí hemos de dormir

junto a la Catedral.

Con sus mujeres, sí,

que el clima nos avisa

de que es mejor así.

Pero antes, si os peta

cenar o pasear,

bien solos o en redil,

por el capitolino

centro histórico-artístico…

lo tenéis justo aquí.

Hay varios restaurantes

de estrellas Michelín.

Adelante, adelante,

seguir, seguir, seguir…

La noche está estrellada

como un regio tapiz

bordado sobre el cielo

más negro que añil.

Por “Los Porches de Galicia”

daremos principio y fin.

No os desperdiguéis, gourmets,

 que todo puede ocurrir.

En “Los Porches” nadie había.

Me quedé tan solo en mí

con las Musas del Olimpo

y no paré de reir

escribiendo a troche y moche

versos de pitiminí.

…………………………………….

 

El sábado se levanta

con un desayuno tal

que a pie hasta San Pedro el Viejo

bien podemos caminar

para admirar el convento

y también la catedral,

a los que, si no lo impide

una u otra autoridad,

deberéis,  si os apetece,

algunas fotos tirar

con el móvil, ojo  mágico,

pues hay arte en cantidad.

Y además os queda al lado

“La Confiaza”, un colmado

de ultramarinos genial

en que damas, caballeros

y público en general…

de todo lo que desee,

y lleve pasta euroral,

podrá abastecerse a tope

o solamente…  mirar.

……………………………….

Después de almorzar en pleno

caracoles, peces, carnes

que nos supieron a gloria

con un bacalao potable,

visitamos lentamente

el Castillo de Loarre,

fortaleza militar

que ya nueve siglos hace

como estampa de frontera

frente a la razia almohade.

Allí extendemos la vista

por el Gállego en la tarde

antes de llegar al Reino

vertical de aves rapaces

en que los Mallos de Riglos

resultan inexpugnables

para nuestros pies cansados,

nuestros pulmones sin aire

y nuestra cabeza a pájaros

con pelos y no plumajes.

Son sus nombres aguerridos

como Cuchillos y Alfanges

y atónitos nos quedamos

sin poder darlos alcance.

Quizá Paula los subiera,

pero está para un arrastre.

Vuelta a Huesca. Ya es de noche.

Marcelino que no pare

hasta que llegue al hotel

Pedro de la calle Parque,

como el viernes superplácido

que aparcamos por contraste

con fortuna suficiente

entre lluvias otoñales.

Y después… Después, señores

y señoras que Dios guarde,

a dormir intensamente

y a soñar y escaquearse…

jugando a “las cuatro esquinas”

de bares y restaurantes.

………………………………………

El domingo…  con sol nace,

y a las diez de la mañana

corre el autobús por tierras

prepirineas alzadas.

Al fin Alquézar, la Villa

musulmana modelada

por el Vero en peñascales

de estrepitosas cascadas…

No es punto para los viejos

ni sus agradables damas,

pero sube que te sube

o baja que te rebaja,

lo atravesamos andándolo

bajo un techo de aves grajas

que penden del cielo azul

igual que almas en volandas.

Abajo plantas y arbustos,

arriba la Colegiata

hermanándose en la cumbre

con las carroñeras águilas…

Yo me poso en un café

y en su terraza solana

fumo una pipa de paz,

bebo una Larios de Málaga

y escribo furiosamente

esta crónica ya larga

de Picardía Viajera

que dorará la nostalgia.

………………………………….

Adiós, Carmen, guía culta

y oscense la mar de guapa,

que nos has entretenido

como una Vestal de gracia.

Compañeros, compañeras

de la Asociación de Paula,

adiós con el corazón

partido, que por su raja

destila sangre caliente

como el filo de una espada.

¡Qué buena fue la excursión,

qué densa fue la escapada…

¡A Madrid, la capital!

¡A Madrid, la urbe y la casa

que a todos nos va a acoger

tras traspasar las montañas

de Huesca, camino y vida

en este fin de semana.

Descansen sus señorías.

Marcelino, muchas gracias.

Aduérmanse en el trayecto,

tómense un buchito de agua.

Volveremos, volveremos

a Huesca, la bien plantada.

(Declamada a los postres del almuerzo de despedida el 24 de septiembre de 2017)

 

91 8470225
http://alhilodelavida.blogspot.com.es

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Segoviadirecto.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress