Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Zoquejo
Martes, 19 de junio de 2012
TRAS PASAR POR LA REJA ART GALLERY, EXPONDRÁ EN EEUU

La metamorfosis eterna de Luis Moro

Guardar en Mis Noticias.

"Lo que el gusano llama fin del mundo, nosotros lo llamamos mariposa". La frase, pronunciada por Luis Moro, define a este artista segoviano convencido de que "la vida es una metamorfosis". Amante de la naturaleza, se fue a México y se quedó fascinado por su biodiversidad. Tanto, que con minuciosidad científica dedicó una serie a los insectos comestibles, 'Entomofagia'. Últimamente se ha quedado prendado de la mariposa monarca, conocida por su espectacular migración. La ha retratado en su serie 'Cartografía Animal' y la ha traído a Segovia, a La Reja Art Gallery, en el paréntesis primaveral segoviano que ha hecho entre México y EEUU, donde expondrá ya mismo. 'Zoquejo.com' le preguntó por el arte, y él habló de la vida.

[swf object]

PREGUNTA.- ¿Qué es 'Cartografía Animal'?

RESPUESTA.- Es una serie que he preparado para la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada en la Ciudad de México, patrocinada por la Secretaría de Hacienda y el museo. Fue una exposición en la que intervenían libros principalmente y revistas, y jugaba con el tema animal y la naturaleza, que es mi motivo de trabajo de los últimos años, bajo el título de 'Cartografía Animal'. Trabajé toda una serie de 60 libros en la que relacionaba el mundo de la edición y del arte contemporáneo. Después llevé estas obras a gran formato. De haber trabajado con revistas, de repente vi que el propio desecho de los recortes tenía posibilidades. Los recortes dieron juego. Cada serie te va llevando a lo siguiente. Va siendo todo una evolución. En esta serie es muy importante el color. Aquí hay una visión casi más lúdica de la vida. Una parte más visceral.

P.- ¿Por qué los animales?

R.- La historia del arte siempre ha estado reflejada hacia el hombre y me parecía muy endogámico. El 70% de los seres vivos del planeta son insectos, y se han quedado siempre relegados a un segundo plano. Una de las cosas es también mi relación con la naturaleza. Yo aquí en Segovia vivo en un pueblecito pequeño en el campo. De pequeño siempre he estado en contacto con la naturaleza. Tenía la casa llena de bichos.

P.- ¿Lo puedes explicar con más detalle?

R.- Las mariposas monarca, por ejemplo. Lo que el gusano llama fin del mundo, nosotros lo llamamos mariposa. Lo que parece la muerte es una metamorfosis y se convierte en un magnífico ser alado que cruza todo México y se va hasta Canadá durante generaciones hasta volver otra vez a México. Es toda una metáfora de la vida. Nosotros no sabemos qué hay después de la muerte. Ahora somos como gusanos y todo cambio nos sirve después para ir a más. La naturaleza es la maestra eterna. Estas mariposas son elementos perfectos de ingeniería. El problema del hombre es que nos hemos alejado de eso. Nos hemos olvidado dónde están nuestros acordes con el planeta. Están cayendo sistemas económicos que se habían alejado de la naturaleza porque era una explotación de la naturaleza. Las cosas también ocurren porque tienen que ocurrir. Ahí es donde tenemos que reflexionar qué planeta queremos, hacia dónde nos queremos dirigir. Si no es con una crisis, no nos damos cuenta y seguimos de fiesta continua.


P.- Vives entre México y Segovia

R.- Picasso, Dalí, Miró, Barceló…Todos han triunfado en el extranjero. Y después vienes a España y tienes un reconocimiento. Los artistas se iban a París, Nueva York, Berlín. Ciudad de México es un punto estratégico entre América del Norte y de América del Sur, que ahora está subiendo muchísimo. Es cuestión de reciclarse y tener ilusión. Mi consejo para la gente es que no se hunda, porque no sirve para nada sino me voy a poner en forma para salir adelante.


P.- ¿Y en este viaje, cómo te has encontrado el panorama español?

R.- Yo vengo en un periodo todos los años que es la primavera. Segovia en ese período está espléndida. Tenemos los títeres, las fiestas de la ciudad… Parece que cuando sale el sol, la gente se anima. A nivel anímico sí que estoy viendo que ahora estamos en un momento en el que, aparte de ser una bajada,  va a ser un cambio de conceptos, de modelos sociales, de formas de vida. Como que nosotros no estamos acostumbrados a esos cambios, a diferencia de Latinoamérica, donde están acostumbrados a mil cambios. Allí no se asustan de las transformaciones.

Aquí está habiendo un pánico un poco excesivo quizás. Si miras la historia, crisis del 98, guerra civil, la posguerra… Todo son ciclos. hay momentos en que las cosas van mejor y otras peor. Es cierto que los años 80 y 90 han sido años muy dulces, pero también sabíamos que las cosas  cambian, nada es eterno. Como dicen en México, lo único eterno es la muerte. Como la vida es un cambio continuo, creo que es como la ola: Cuando te viene la ola, tienes que preparar la tabla para subirte y que eso te impulse. Yo es lo que llevo haciendo toda la vida. Hay quien se ha quedado paralizado y la ola le ha llevado. Pero es cuestión de levantarse y ver las posibilidades. La crisis también son oportunidades nuevas y hay que reciclarse. Porque si no, todo te desborda. España es un país con muchas posibilidades, se han cometido muchos errores y ahora es el momento de enmendarlos y empezar otro tipo de estructuras.

P.- ¿Qué te queda del espíritu punk del pasado?

R.- El espíritu punk es lo que me hace no asustarme de México. Para mí toda la cultura de calle, urbana, que en México está muy latente, es muy importante. Colaboro en proyectos sociales con la colonia más peligrosa de la ciudad, la Guerreros, llamada la 'Warriors'. He intervenido en todo tipo de talleres, de fundición de bronce, de grabado… Me interesa la integración de jóvenes marginados en proyectos culturales. También es una manera de salvar a la gente de temas pandilleros y de que acaben tiroteados. También he hecho una exposición en El Faro de Oriente, que es uno de los sitios emblemáticos de toda Latinoamérica, es un centro cultural de la ciudad de México llevado a una zona periférica. También me apetece acercar la cultura a ese tipo de sitios. Lula da Silva quiere hacer mil como El Faro de Oriente en Brasil. Es importante que la cultura esté en las galerías, pero también en las calles y en los talleres. Ese espíritu punk no ha desaparecido pero sí ha evolucionado.

P.- De nuevo el cambio

R.- En la tierra todo es una metamorfosis. En Sicilia, el volcán Etna ha tapado tres veces la ciudad de Catania. Y allí le recibían con una mesa de comida al dios fuego, que es el que después daba la fertilidad a la isla. En la vida todo es así. El pensar que tenemos algo seguro en la vida, es no entender el espíritu de la vida. La vida es una metamorfosis. acabaremos en cenizas y de ahí volverá a surgir otra forma de vida. Es todo un ciclo, que es de lo que habla mi obra.


P.- ¿Cuál es tu próximo proyecto?

R.- esta obra va a ir de Monterrey a Texas. Me voy de aquí el 29 de junio para inaugurar allí en julio. Salgo de una y me meto en otra. En EEUU he estado en ferias de arte, seleccionado en bienales, en diferentes eventos… Pero es la primera vez que voy con una exposición individual. Encima con un camión de obras.


http://www.luis-moro.com/expo_cartografia.html

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Segoviadirecto.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress